El ejercicio físico y la diabetes

Una puerta abierta a la salud

Ayer fue el Día Mundial de la Salud y este año, la OMS ha puesto en marcha una campaña para combatir la Diabetes. Según sus previsiones la diabetes será la séptima causa de defunción para 2030.

La agencia sanitaria de la ONU arroja unos datos sobre la enfermedad más que preocupantes:

  • 1,5 millones de las muertes en el mundo fueron directamente causadas por la diabetes.
  • 422 millones de personas padecen la enfermedad. Esta cifra se duplicará en los próximos 20 años.
  • La diabetes afecta a una de cada 11 personas adultas en el mundo.
  • La diabetes de tipo 2 representa el 90% de los casos.
  • Los casos de diabetes de tipo 2 en niños han aumentado en todo el mundo.
  • La carga de morbilidad de la diabetes está aumentando en todo el mundo, en particular en los países en desarrollo.

Las razones por las que esta enfermedad sigue creciendo tanto tiene mucho que ver con los hábitos de vida actuales que afectan tanto a mayores como pequeños: el aumento de los niveles de sobrepeso, la obesidad y la inactividad física. Las comidas preparadas, el exceso de azúcar en la dieta y el consumo de grasas saturadas unidas a la vida sedentaria pueden ser el detonante de la enfermedad en el caso de diabetes tipo 2.

 

Moverse, la mejor prevención

Realizar actividad física de intensidad moderada de forma habitual puede ayudar a prevenir la diabetes de tipo 2. La práctica de ejercicio además previene parte de las complicaciones que pueden sufrir los diabéticos a causa de la enfermedad  y además mejora el contro tanto de la diabetes de tipo 1 y  como la de tipo 2.

En nuestros Centros SLINGS de Pilates y Movimiento tenemos varios alumnos que padecen diabetes y que utilizan Pilates no sólo como método de entrenamiento sino como un elemento clave del cuidado de su salud.

Esto es lo que nos cuenta una de nuestras alumnas que además de ser diabética ¡no se pierde una sesión de Pilates!:

 

“Mi momento del día llega cuando atravieso esta puerta… es una puerta abierta a la salud.

Soy diabética pero por mucho que me insistiera el médico en la importancia de hacer ejercicio, la verdad es que nunca me lo había tomado muy en serio. Siempre fui bastante patosa y los deportes no se me dieron bien ni siquiera en el colegio, así que con los años, las excusas para no ir al gimnasio se convirtieron en un hábito. Al final me borré porque pagaba mucho más de lo que iba y cuando llegaba a clase no veía el momento de que se terminara.
Un día descubrí, gracias a mi suegra, a Juan y a Blas. Tenían un centro de Pilates cerca de casa y nos apuntamos juntas. De eso hace ya muchos años y, desde entonces, he procurado no faltar a ni una clase de Pilates.
Las clases de SLINGS me sientan fenomenal, me muevo mejor -¡sigo siendo bastante arrítmica, pero algo menos patosa!- y me encuentro mejor. Me resulta más sencillo controlar las glucemias aunque mi diabetes es muy rebelde y no soy una diabética muy estable. Pero lo que desde luego he notado es que convertir la actividad física en una rutina me ha ayudado a estabilizar más las glucemias y los picos de azúcar que tengo son menos pronunciados que antes.
Lo que más me gusta de SLINGS es que lo paso genial, las clases no son nada “light” pese a que muchos piensan que Pilates es un actividad para señoras gordas y vagas; los profesores -y creo que he dado clase ya con todos los instructores de SLINGS en Pozuelo- son a cada uno mejor. Ya me conocen tan bien que si algún día sufro una hipoglucemia en clase, antes de yo darme cuenta, ellos ya me lo han visto en la cara y me dan un zumo corriendo para contrarrestar la bajada de azúcar.

Lo mejor de todo es que en SLINGS han conseguido que me mueva, no por obligación, sino por satisfacción: la que me da ir al centro, la que me da sentirme mejor, la que me da ver mi libro de glucemias y encontrar mis cifras más controladas y sobre todo, la que me da tener ganas de hacer más ejercicio.
SLINGS me ha cambiado la vida y, desde luego, para mejor. Si tienes diabetes y te cuesta hacer ejercicio, prueba a hacer Pilates. Para mi ha sido el inicio de una nueva vida en la que la actividad física ha encontrado su sitio y me hace tanto bien…

¡Gracias a todos en SLINGS por cuidarme tan bien y por ayudarme tanto!”

H.D.L

En SLINGS estamos más que contentos cuando alguno de nuestros alumnos nos cuenta lo bien que le van nuestras clases porque, como profesionales de Pilates, nuestro éxito radica en lograr que nuestros alumnos tengan mejor calidad de vida. ¡Gracias por estos testimonios que nos hacen seguir trabajando para cada día ser un poquito mejores!

¿Es la actividad física parte de tu rutina? ¿o te cuesta integrar el ejercicio en tu vida diaria?

 

* Puedes consultar el Informe Mundial Sobre Diabetes en este enlace.

 

 

No hay comentarios

Publica un comentario