Por qué es importante hidratarse

¡No te quedes seco como una pasa!

En verano, más que nunca, mantenerte hidratado es muy importante. ¡No esperes a tener sed! El agua es fundamental para el cuerpo, de hecho, forma parte de su composición y es básica para el correcto funcionamiento de las funciones vitales del organismo.

Hay que beber agua siempre, durante todo el año, pero el verano es una temporada especialmente importante cuando hablamos de hidratación, ya que con el aumento de las temperaturas se pierden más líquidos corporales y es necesario reponerlos.

Esta eliminación de fluidos se puede remediar bebiendo agua u otros líquidos, como zumos de fruta, infusiones, etc. y también se pueden reponer mediante la ingesta de alimentos ricos en agua.

El agua nos ayuda a transportar los nutrientes a las células y también en la digestión, mejora el aspecto de la piel, ayuda a regular la temperatura corporal y a mantener la salud. Existe cierta polémica en cuanto a la cantidad de agua que hay que ingerir a lo largo del día. Esto dependerá de diferentes factores, como la edad, el peso, la estatura, los hábitos, la actividad física que se realiza, si se posee alguna enfermedad o si eres mujer, si estás embaraza o en periodo de lactancia. Por norma general, se recomienda beber unos 2,5 litros de agua al día, que es la cantidad que el organismo necesita para compensar la eliminación de líquidos que él mismo requiere para las funciones corporales: orina, respiración, sudoración y heces. Cuando practicamos actividad física o en verano, cuando el calor aprieta es necesario aumentar la ingesta de líquidos.

Hydratation 4 Health -H4H facilita en su sitio web una herramienta para calcular el agua que tu cuerpo necesita, en la que introduciendo diferentes parámetros (edad, altura, peso, etc.), obtendrás una recomendación sobre la cantidad de líquidos que debes ingerir a lo largo del día.

Tipos de agua

Cuadro explicativo de las propiedades del agua de Hydratation 4 Health -H4H

Cuando se habla de hidratación, también es importante tener el cuenta que no todas las aguas son iguales y que tampoco es lo mismo beber todo el agua de golpe que repartida a lo largo de todo el día. Lo más recomendable es ir bebiendo pequeñas cantidades cada poco tiempo. si bien, no todo el mundo se acuerda tan fácilmente de que tiene que beber agua. Si eres de esas personas que se olvidan de beber agua, te recomendamos que lleves contigo una pequeña botella en el bolso o la mochila, que la pongas sobre la mesa de trabajo durante las horas de oficina. Al ver la botella de agua, te acordarás de la necesidad de beber aunque no sientas sed. Los profesionales de la salud advierten que no es buena esperar a tener sed para beber agua, pues la sed es un indicador de que el cuerpo está sufriendo cierta deshidratación. Por tanto lo recomendable es beber antes de llegar a sentirla.

¿Por qué es tan bueno beber agua?

  • Cuando estamos bien hidratados, los órganos de nuestro cuerpo, como el riñón, hígado, corazón, estómago o la piel funcionan mejor.
  • Cuanto más bebemos, más necesitamos ir al baño y la micción es una forma de eliminar toxinas.
  • Además, al orinar más,reducimos la posibilidad de sufrir infecciones urinarias y de que se formen arenillas o cálculos en el riñón.
  • La ingesta de agua previene el estreñimiento.
  • Al beber agua, las heces están más hidratadas y por tanto, más blandas,  lo que evita la aparición de hemorroides o heridas por laceración.
  • La hidratación favorece la distribución de los nutrientes haciendo que la sangre esté más diluida.
  • La piel se ve más hidratada, lozana y con mejor aspecto.

Para que te animes a prestarle más atención al agua que bebes o a la que no bebes pero deberías beber, te dejamos esta infografía, creada por la Fundación para la Diabetes, con la colaboración de Coca-Cola y cuyo contenido ha sido elaborado por Serafín Murillo, Asesor en Nutrición de la Fundación para la Diabetes. Aunque esta infografía se ha elaborado para las personas diabéticas, es igual de válida para la población que no sufre esta patología, ya que la hidratación es fundamental para la salud de todas las personas. Por ello, sigue estos consejos:

Infografía de la hidratación

¡Las cañas no cuentan en la ingesta de líquidos!

Sí suman calorías, pero cuando hablamos de hidratación, las cañas y las bebidas espiritosas no cuentan. Y es que en verano solemos incrementar la ingesta de alcohol pero debes saber que éste lejos de hidratarnos, produce en nuestro organismo el efecto contrario. El alcohol incrementa la temperatura corporal y el riesgo de deshidratación y puede tener un efecto diurético.  Esta es una de las razones por las que, cuando nos levantamos con resaca. tenemos mucha sed.  Esta falta de líquido podría indicar que estamos padeciendo algún grado de deshidratación.

¿Tienes algún truco para mantenerte hidratado en verano? ¿Lo compartes con nosotros?

 

Imagen principal publicada en www.tops10.loquenosabias.com

No hay comentarios

Publica un comentario