Functional Movement Screen FMS en SLINGS

La importancia de la evaluación funcional

El FMS o Functional Movement Screening es un método de evaluación funcional del sistema locomotor de origen estadounidense. creado por un fisioterapeuta, Gray Cook, en colaboración con el entrenador Lee Burton; lo  utilizan, por ejemplo los equipos de fútbol de pa Premier League. 

Se trata de una herramienta muy útil tanto para fisioterapeutas como para entrenadores físicos. Con ella se pueden identificar qué limitaciones o asimetrías se producen en los patrones de movimiento fundamentales y evaluar, mediante una puntuación, la calidad del movimiento funcional de la persona. Se trata de una técnica muy válida para aquellas personas que sufren alguna lesión o dolores músculo-esqueléticos.

¿Cómo se realiza un test de FMS? 

Para evaluar los patrones de movimiento, realizamos un análisis de la persona mientras adopta diferentes posiciones que nos permiten ver dónde se producen desequilibrios evidentes y en qué posturas el individuo muestra mayor debilidad,  al no responder con una movilidad y control motor adecuados.

Se realizan siete movimientos o pruebas, cinco de las cuales se hacen por separado en ambos lados del cuerpo, el izquierdo y derecho, analizando las cadenas cinéticas, pensando en el cuerpo como un sistema relacionado de segmentos interdependientes. Realización del test FMS para evaluar el control motor.

Estas pruebas nos facilitan información de la fuerza muscular,  la flexibilidad, coordinación, equilibrio y propiocepción así como la amplitud de movimiento mediante un sistema de puntuación que va del 0 al 3, si al realizar cada movimiento no existe compensación alguna por parte del alumno, éste obtendrá un 3, la máxima puntuación, mientras que si durante la ejecución del movimiento se produce algún tipo de dolor o incapacidad física para su realización, la puntuación será de 0. La puntuación más alta que se puede obtener en el FMS suma un total de 21 puntos (7×3). Algunos estudios apuntan que si la puntuación total no supera los 14 puntos existe un alto riesgo de lesión.

Teniendo en cuenta los resultados obtenidos en el test de FMS, se elabora un plan de entrenamiento y/o rehabilitación, con el fin de potenciar el entrenamiento de las habilidades motoras que han obtenido la menor puntuación y así modificar o mejorar los patrones de movimiento incorrectos y evitar lesiones.

Este sistema permite además evaluar la evolución de la persona tras un tiempo de entrenamiento o rehabilitación.

¡No sin mi FMS!

En SLINGS, antes de incorporarte a una clase, ya sea de Pilates, de Entrenamiento Funcional, un programa de rehabilitación, etc. realizamos a cada alumno un análisis postural y de patrones de movimiento. Este análisis nos permite diseñar programas de entrenamiento y rehabilitación personalizados, atendiendo a las necesidades de cada persona.

Como profesionales del movimiento consideramos que es absolutamente necesario realizar un análisis previo al diseño de un entrenamiento o a la incorporación de una clase de Pilates colectiva. Y es que si no detectamos los desequilibrios y problemas de inestabilidad o control motor y postural, al realizar ciertos ejercicios la persona puede incurrir en movimientos compensatorios que se suelen producir en las articulaciones más distales, como pueden ser las rodillas o los tobillos.

¿No crees que tiene todo el sentido del mundo realizar una análisis de la capacidad motora de cada persona antes de ponerla a hacer ejercicio? Nosotros estamos seguros de ello y por eso, predicamos con el ejemplo. ¿Te animas a probar?

1 comentario

Publica un comentario