Pilates y Diabetes

La diabetes es cosa de todos los días

Mañana es el Día Mundial de la Diabetes, un momento en el que el mundo pone su foco en esta enfermedad que se ha convertido en la epidemia del siglo XXI. Sin embargo, las personas que padecen diabetes no es que se acuerden de ella todos los días y no sólo el 14 de Noviembre, sino que además es una enfermedad que les obliga a “estar encima” de forma permanente. Y una de las maneras de “estar encima” de la diabetes es la práctica de actividad física.

Si tienes diabetes seguro que tu endocrino te lo ha dicho miles de veces:

Tienes que hacer ejercicio de forma regular”.

Pero no todos los diabéticos hacen caso de esta recomendación; muchos no están habituados a la actividad física y otros tienen miedo a sufrir una hipoglucemia durante la práctica deportiva. Los que sí han probado a incorporar el ejercicio en su rutina diaria tienen claro los beneficios que supone para su salud presente y futura, tanto en el control de las glucemias en sangre como en el efecto positivo que la actividad física tiene sobre su cuerpo y su estado de ánimo.

Y es que el ejercicio para quienes padecen diabetes es “mano de santo”:

  • Ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre.
  • Mejora el estado de ánimo y reduce el cansancio.
  • Previene y/o retrasa la aparición de los efectos secundarios de la enfermedad.

 

¿Por qué el ejercicio tiene estos efectos en los diabéticos?

Pues muy sencillo, la actividad física hace que nuestros músculos aumenten la utilización de la glucosa que ingerimos y nos hace más sensibles a la insulina. Al tener una mayor sensibilidad a la insulina, las personas diabéticas reducen la cantidad que necesitan de este medicamento (ya sea inyectado o en forma de pastilla -anti-diabéticos orales).

Además, los diabéticos tienen que tener especial cuidado con el aumento de peso, ya que el sobrepeso se puede convertir en un círculo vicioso para estos pacientes (a mayor peso, mayor necesidad de insulina, a mayor cantidad de insulina, mayor propensión a ganar peso). El ejercicio ayuda a controlar el sobrepeso y a evitar la obesidad.

La actividad física también ayuda a mantener a raya el colesterol y a regular la tensión arterial. dos factores que los diabéticos deben tener bajo control.

Practicar ejercicio previene las enfermedades cardiovasculares, dolencias que los diabéticos tienen predisposición a padecer. Las enfermedades coronarias, la arterioesclerosis o la neuropatía suelen afectar a las personas diabéticas con el paso del tiempo y la mejor forma de retrasar su aparición es incluyendo una rutina deportiva en su día a día (y por supuesto, controlar su nivel de glucemia en sangre).

En SLINGS tenemos unos cuantos alumnos que padecen diabetes y sabemos a ciencia cierta lo bien que les sienta venir a hacer Pilates. No se trata sólo del ratito que pasan con nosotros en clase, venir a SLINGS también les ayuda a interiorizar la importancia del movimiento para su salud e incluir otras actividades deportivas en su día a día.

Por experiencia ya sabemos que al iniciar una nueva actividad física, como por ejemplo Pilates, las personas con diabetes deben tener un especial control de lo que pasa en su cuerpo, controlando su nivel de glucemia en sangre, ya que el consumo calórico y el esfuerzo físico pueden provocar hipoglucemias. Por eso, hasta que cada persona regula su medicación y alimentación en previsión del ejercicio que va a realizar, al principio le animamos a que controle sus glucemias antes, durante y después de practicar Pilates. En nuestro estudio siempre tenemos zumos y fruta por si necesitan un suplemento para contrarrestar una bajada de azúcar (la temida hipoglucemia). También sabemos que cada persona es un mundo y que no todos los diabéticos reaccionan igual al realizar deporte, pero también sabemos que una vez que han incluido la actividad física en su rutina, su diabetes se vuelve más estable y se sienten mejor que nunca y se animan a practicar otras disciplinas deportivas, lo cual redunda en su salud.

Si tienes diabetes te recomendamos encarecidamente que hagas ejercicio de forma habitual, a poder ser siempre a la misma hora y con la misma intensidad. Al principio puedes tener hipoglucemias pero una vez que has ajustado la medicación y/o la alimentación, te aseguramos que tu salud te lo agradecerá enormemente.

El cuidado de la diabetes es cosa de todos los días y si quieres venir a SLINGS y que te ayudemos a introducir la actividad física en tu día a día ¡estaremos encantados!

No hay comentarios

Publica un comentario