Muévete de otra manera, muévete mejor

El “efecto cardioprotector”

¡Te animamos a que te apuntes al “Efecto cardioprotector”, así lo hemos querido llamar en alusión a los últimos estudios que se han publicado en Circulation y en el Journal of the American Heart Asocciation sobre los beneficios del uso de la bicicleta como forma de transporte y para el ocio.

Ahora que ha saltado la preocupación en la capital de Madrid por los recortes en el acceso de la ciudad, estos estudios arrojan datos muy positivos sobre el beneficio que el transporte activo (con la bicicleta) tiene para la salud. Lo cierto es que estos estudios no se han realizado en Madrid. Habría que ver la incidencia de la polución en otros aspectos de la salud si habláramos de circular en bicicleta por Madrid en estos momentos de “alarma nivel 3”, con una alta concentración de óxidos de nitrógeno (NOx), los compuestos químicos gaseosos que generan los motores diésel.
Al margen del asunto de la polución, si extrapolamos los datos de estos estudios, ambos vienen a apoyar lo que para nosotros, en SLINGS, es una filosofía de vida: el movimiento como factor fundamental de la salud y de la calidad de vida.

Ambos estudios independientes, tanto el de Circulation como el de Journal of the American Heart Asocciation, apuntan a que utilizar la bicicleta, bien para el desplazamiento o bien por placer, puede reducir el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular. Y en ellos además se sugiere que el uso de la bici podría ser una estrategia de salud pública con el fin de reducir el riesgo cardiovascular.

 

Los facultativos que se centran en la prevención del riesgo cardiovascular deberían considerar la promoción de la bicicleta como medio de transporte”

Anders Grontved

Profesor asociado de Epidemiología de la Actividad Física Univ. Sur de Dinamarca y parte del equipo investigador.

 

En el estudio de Circulation, realizado a 45.000 personas danesas, usuarias de bicicleta para el transporte o el ocio, de entre 50 y 65 años, con un seguimiento durante 20 años, los participantes tuvieron entre un 11 y un 18 por ciento menos de infartos. Montar en bici durante 30 minutos a la semana podría dar cierta protección ante patologías coronarias serias, Además, el estudio arrojó que aquellos que montaron en bicicleta durante los primeros 5 años del estudio, redujeron su riesgo a desarrollar una patología cardiaca en un un 25% comparados con los que no montaron en bici en el periodo subsiguiente de 15 años.

 

El transporte activo contra la obesidad

El análisis de los resultados arrojados en el estudio del Journal of the American Heart Association muestra que los participantes que usaron la bici tenían una menor propensión a la obesidad, al colesterol y la presión arterial altos y a la pre-diabetes. El estudio se ha realizado a adultos de entre 40 y 60 años de Suecia durante más de 10 años. En total han participado más de 20.000 personas.

En el corto plazo, el estudio mostró que las personas activas eran menos propensas a ser obesas en un 15%, con un 13% menos de probabilidades de tener presión arterial alta, 15% menos de colesterol alto y un 12% menos riesgo de aparición de diabetes, comparados con los que utilizaban coche o transporte público.

Lo bueno de estos resultados es que además, diez años después, los participantes que cambiaron sus hábitos, pasando al transporte activo, también mejoraron su perfil de riesgo.

En conjunto, quienes continuaron utilizando la bicicleta redujeron el riesgo a padecer obesidad en un 39%, el riesgo de alta presión arterial en un 11%, un 20% de menos riesgo a tener el colesterol alto y 18% de diabetes.

Aunque los estudios no prueban que montar en bicicleta previene de la aparición de infartos, si puede mejorar la salud cardiovascular. Sobre el uso de la bicicleta ya hemos hablado en este blog anteriormente. De hecho, si practicas habitualmente el ciclismo es posible que además de los beneficios cardiovasculares de este deporte, hayas descubierto otras facetas no tan positivas, como las habituales lesiones de rodilla de las que tratamos en La bici me encanta… ¡y me mata! También mejora la salud cardiovascular practicar running, o incluso sacar a pasear al perro es saludable… de lo que se trata es de moverse.

 

Moverse es vida

Nosotros estamos convencidos de que, definitivamente, la actividad física siempre va a ser un plus en tu salud. Por eso te animamos a moverte, cuanto más, mejor. Y si lo que te pasa es que te cuesta demasiado, tienes dolores, estás lesionado o simplemente es que hace demasiado tiempo que no te mueves, ¡ven a vernos! Porque en SLINGS te ayudamos a moverte mejor y a que sientas lo bien que te sienta el movimiento.

En nuestros Centros SLINGS de Madrid y Barcelona nos basamos en diferentes técnicas especializadas así como en el método Pilates con las que mejorarás tus patrones de movimiento, ya sea porque te quieres recuperar de una lesión, porque te quieras poner en forma o porque seas un deportista entregado que quiere mejorar sus marcas. Con nuestro sistema personalizado de entrenamiento te ayudamos a lograr tus objetivos y a que el movimiento se convierta en uno de tus mayores placeres… porque moverse es disfrutar, es superarse, es mejorar, es vida.

Muchos ya lo han probado, si quieres conocer sus experiencias personales, puedes leer algunos testimonios aquí.

¿Te vienes a mover con nosotros?
#YouMove #MueveteMejor

 

Fuente: Diario Médico “Desplazarse en bici ayuda a reducir el riesgo cardiovascular”, publicado el 1 de Noviembre de 2016

No hay comentarios

Publica un comentario